top of page
20190408_192559.jpg

press to zoom
20190408_233027.jpg

press to zoom
20190610_192557.jpg

press to zoom
20190408_192559.jpg

press to zoom

LOS FORTUNOS, EL GÉNERO SERIOLA EN EL PERÚ

Por Luis Ríos

El género Seriola engloba a peces que se caracterizan por su fuerza y velocidad, una combinación de características que se traduce en ataques extremadamente agresivos y peleas que llevan nuestros equipos y condiciones físicas al extremo. Este grupo de especies de peces, es quizás mejor conocido por los cazadores submarinos, pues suelen tener mayores encuentros y oportunidades de cazarlos con el arpón, que los pescadores de caña. Aquí en aguas peruanas, es posible encontrar tres (3) especies del género Seriola, todas ellas conocidas comúnmente como “Fortuno” y cada una ellas, es capaz de poner a prueba la técnica, destreza y fuerza de los mejores pescadores.


La primera y quizás la más conocida de estas especies es la Seriola lalandi, conocida también como “Fortuno de cola amarilla”, “Dorado” o “Yellowtail amberjack” en inglés. Tiene una amplia distribución en el mundo. En la costa del Pacifico es posible encontrarlo desde los Estados Unidos, hasta Chile. Es una especie pelágica que se mueve en cardúmenes sobre fondos arenosos hasta los 146 metros de profundidad, alimentándose de pulpos, calamares, crustáceos como cangrejos y camarones, así como otros peces. Los más grandes llegan a medir 1.50 metros de longitud y el actual record mundial IGFA para esta especie es de 52.0 kg (114 lb 10 oz). Es fácil diferenciarla de las otras especies del género, pues S. lalandi tiene una cabeza larga y puntiaguda, con una franja amarilla del hocico a la cola y aletas también amarillas, características que le dan su nombre.


En algunas temporadas, es común capturarlos en el sur del país, haciendo lanzamientos de señuelos desde la orilla. Es también común encontrarlos al trolling desde un bote o kayak. Cerca de Lima, quizás las mejores opciones para buscarlos, es probar en los alrededores de la Isla Asia, Pachacamac o San Lorenzo, pues suelen acercarse a zonas poca profundas y bancos de arena, en busca de alimentos. Suelen ser fáciles de detectar, pues suelen acercarse mucho a la superficie, llegando incluso a mostrar sus colas y aletas, y es ahí, donde lazarles un señuelo de poca profundidad o un popper, es casi un pique seguro. Personalmente, creo que pescarlos desde un bote o kayak con un popper, es una de las maneras más divertidas y difíciles de capturarlo, pues al ser el popper un señuelo de superficie, uno puede distinguir y disfrutar de la agresividad del ataque y una vez enganchado, va a profundizar con una velocidad y fuerza, que pondrá a prueba el equipo que tengamos, así como nuestra energía.


Cuando se encuentran a profundidad, buscarlos con técnicas como el Vertical Jigging o el Slow Vertical Jigging, son las mejores apuestas, pero hay que estar preparados para la fuerza y agresividad con que van a atacar, pues de estar distraídos podríamos perder el equipo.


Ahora si están buscando pescar a los más grandes individuos de esta especie, destinos como la Bahía Solano en Colombia o la Isla Robinson Crusoe en el archipiélago de Juan Valdez en Chile, ambos destinos, bastante conocidos por el tamaño de sus Fortunos.


La segunda especie de este género es S. peruana, también conocida como  “Fortuno” acá en Perú, “Vidriola” o “Fortune Jack” en inglés. Ocurre en la Costa del Pacifico de América, desde México hasta Chile, pudiendo encontrar también a esta especie en el Archipiélago de Juan Valdez en Chile. Suele habitar aguas entre los 0 y los 30 metros de profundidad. Es un depredador, con una dieta similar a la de S. lalandi, que incluye a otros peces, crustáceos, pulpos y calamares.

El actual record mundial IGFA para esta especie, se estableció en 2017 en Panamá, con un individuo de 7.20 kg (15 lb 14 oz) de peso. Los más grandes, llegan a medir hasta un metro de largo y se diferencia de las otras especies del género, por tener una cabeza corta y redondeada, con un cuerpo de color canela y aletas oscuras.


Si bien se trata de la especie más pequeña del género, es también una presa feroz, que luchará con una fuerza extrema, antes de dejarse capturar.


Finalmente, la tercera especie dentro de este género de peces trofeo, es la S. rivoliana, conocida en el Perú, también como “Fortuno” y en inglés como “Almaco Jack”. Su distribución abarca desde los Estados Unidos hasta Cabo Blanco en Perú, pasando por Cabo San Lucas en México y las Islas Galápagos. Es una especie pelágica, que se pueden encontrar entre los 3 y los 250 metros de profundidad. Con una dieta similar a la de las otras especies del género, característica de depredadores marinos. Los más grandes individuos dentro de esta especie, llegan a medir hasta 1.60 metros de largo y el record mundial IGFA para esta especie se estableció en Baja California, México en 1964 con 58.87 kg (132 lb 0 oz) de peso. Es fácil diferenciarla de las otras especies del género, pues S. rivoliana tiene un perfil superior más convexo que el perfil inferior, con una franja oscura (generalmente negra) que va desde la nuca hasta el ojo, y una cola más larga.


Si me preguntan, S. rivolinana, es sin duda la más fuerte de las 3 especies del género, en Perú, es posible solo encontrarla en el norte del Perú, desde Cabo Blanco hasta la frontera con Ecuador, siempre asociada a estructuras, como bancos de arena y claro, en las aguas del norte, es común encontrarlas en las torres petroleras ubicadas mar adentro, escondidas en ellas, es por eso que esta especie, es quizás más conocida por los buzos que por los pescadores.  Cuando está en estas torres, atraerla con la técnica de Vertical Jigging (o slow vertical jigging) es quizás la manera más eficaz de pescarlas.


Este género es sin duda, uno de los mejores y más grandes retos para los pescadores, en Perú, conseguir pescar los tres, implica un gran esfuerzo y será sin duda alguna, una meta difícil de alcanzar, pero extremadamente satisfactoria para cualquier que lo logre. Los invito a intentarlo, no se arrepentirán y como lo dije al principio, busquen hacerlo desde una embarcacion, eso los pondrá a prueba a Uds. y su equipo. ¡Buena pesca!


Quiero agradecer a mi amigo Renaud Pelat, por facilitar las fotos de sus capturas de fortunos, que han servido para ilustrar esta nota.

Fortunos en el Perú: Últimas noticias
bottom of page